Bebes

Aprende A Dormir A Un Bebé

Será a partir de los 3 meses de edad cuando el bebé adquirirá buenos hábitos de sueño, y cuando la familia podrá descansar de verdad. Según las estadísticas, entre un 25-455 de los niños tienen problemas para conciliar el sueño; lo peor de todo es que puede hacerse crónico si no se tratan lo antes posible.

Las causas pueden ser variables, aunque la gran mayoría aluden a malos hábitos de sueño.

Por ello, es imperativo esforzarse en conseguir una buena rutina de sueño.

Tips para trabajar en una correcta rutina de sueño

·Mismo horario: El bebé tiene que acostarse siempre sobre la misma hora. Los expertos apuntan a que el mejor horario está comprendido entre las 20 y las 20:30 (verano) y entre las 20:30 y las 21:00 (en invierno).

·Comodidad: Debemos procurar que el bebé esté lo más cómodo posible antes de que se meta en la cama. Para ello, cambia el pañal, asegúrate de que ha expulsado los gases y soluciona cualquier otro detalle antes de meterlo en la cuna.

·Objeto de apego: Es bueno que tenga un objeto que le ayude a que comprenda que ya es el momento de dormir. Puede ser un muñeco o el chupete.

·Deja que se duerma por sí solo: Un error muy común que cometen muchos padres es cantarle y mecerle hasta que se duerma. Si hacemos esto, se acostumbrará y en el futuro le costará dormirse por sí solo. Lo mejor que podemos hacer es asegurarnos de que esté cómodo, meterlo en la cuna, darle su objeto de apego, un beso, las buenas noches y salir de la habitación.

·Estudio del entorno: Asegúrate de que no hay ningún ruido o luz que pueda afectar a su sueño. Incluso hasta los propios LEDs le podrían perturbar de alguna manera, por lo que conviene tener precaución con cualquier luz. La temperatura adecuada que deberíamos mantener en la habitación será de entre 20 y 23ºC; si es inferior, será muy fría y superior demasiado cálida. Con un termómetro la podremos controlar en detalle.

·Si se despierta en plena noche… que lo hará, no enciendas la luz directamente, ya que así será más fácil que se despierte por completo. En lugar de ello, háblale en voz baja y déjale que se vuelva a dormir de nuevo. No le estimules o le acunes.

·Rutina: Sigue siempre los mismos pasos. Esto os ayudará a crear una rutina positiva para los dos.

·Seguridad: Muéstrate seguro/a delante del bebé; él debe entender que quedarse solo es normal y que no le va a ocurrir nada. Si vamos dudando, o si tenemos sentimiento de culpa de que se quede solo, el bebé lo notará, se pondrá nervioso y le costará más conciliar el sueño.

·Horas: Un bebé recién nacido suele dormir entre 16-17 horas espaciadas en periodos de 2-6 horas. A partir del 3 mes ya dormirán un poco más.

Sigue estos consejos y verás cómo tu bebé desarrolla una buena rutina del sueño.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *